Banner

Cerco a las dos mayores webs de piratería

The Pirate Bay y Kickass Torrent siguen en pie, pero el cerco legal se estrecha. La enésima iniciativa: el Gobierno británico está enviando correos electrónicos a sus usuarios advirtiéndoles que en 20 días recibirán otro mail de la compañía con la que tienen contratado Internet si hay alguna descarga ilegal.


El Gobierno británico está enviando correos electrónicos a los usuarios de las webs de piratería The Pirate Bay y Kickass Torrents dentro de una campaña para acabar con los 7 millones de personas que consumen este tipo de contenidos al menos una vez al año en el país.

"Si se infringen los derechos de autor y esta actividad es detectada dentro de un periodo de 20 días, recibirás otro correo electrónico de tu proveedor de Internet", reza una de las frases del mail, tan inquietante como escueta. 

Se trata de la enésima acción tomada a cabo contra este tipo de páginas, que se escudan para continuar con su actividad en que en ningún caso permiten que se descargue el contenido desde sus sitios, si bien publican los enlaces externos en los que el usuario sí puede descargárselos.

Las leyes, además, están acorralando cada vez más esta clase de sitios en Internet. "El marco regulatorio está estrechando el cerco mucho. Ahora este tipo de actividades se están entendiendo como hechos de explotación de los derechos de la propiedad intelectual. Cada vez las normativas, especialmente la europea, están castigando más y más estas actividades", manifiesta Alejandro Touriño, abogado especializado en nuevas tecnologías y socio director de Ecija Abogados.

Pero dentro del mundo de la judicatura hay diferentes puntos de vista respecto la ilegalidad o legalidad de sitios como The Pirate Bay o Kickass Torrents.

"En 2015 hubo una modificación del código penal que añadía 50 subtipos penales diferentes para tratar de acabar con la filosofía hacker. Y es que hay una obsesión contra este tipo de actividades por parte del Gobierno. Ahora por publicar cómo hacer determinadas cosas, que es lo que hace The Pirate Bay, se considera que se está cometiendo un delito", manifiesta el abogado Josep Jover, abogado y miembro del Partido Pirata.


Si son ilegales, ¿por qué no se cierran?

A mediados del año pasado el Gobierno norteamericano, país en el que se fundó Kickass Torrents, uno de los sitios de pirateo más conocidos, cerró la página. Sólo unos meses después volvía a operar en Internet con otro dominio. El nombre con el que venía operando era Kickass.so (dominio de Somalia) y abrió de nuevo sus puertas como Kickass.to (dominio de Tonga).

"Es muy común. Cuando se inicia un proceso judicial, se abre contra un sitio en concreto. En el momento que hay un cambio en el nombre de la compañía ya no se trata de la empresa que se estaba juzgando desde el principio. Aunque la actividad sea la misma hay que arrancar de nuevo el procedimiento. Todos los peritámenes judiciales y lo que tiene que ver con la carga probatoria deben comenzar de nuevo. Esto ralentiza mucho los procesos y da margen de maniobra a estos sitios", asegura Touriño.

Un juego, el del gato y el ratón, al que la sueca The Pirate Bay lleva calcado al de Rojadirecta, viejo conocido en nuestro país desde el que muchas personas ven gratis el fútbol de pago.

Un proceder que es un quebradero de cabeza para empresas del ramo audiovisual como Universal, Sony o Warner, cuyo producto audiovisual está en Internet de forma gratuita sólo unas pocas horas después del estreno de sus discos y películas. Un problema que parece va a seguir existiendo. "Es muy posible que se acaben cerrando sitios de enlaces, pero volverán a nacer otros como nacen las flores", remarca Jover.


Fuente: vozpopuli.com