Del vídeo analógico al vídeo digital

Cuando se inventó el primer ordenador, no creo que nadie pensara que iba a tener tal repercusión en nuestras vidas, en todos y cada uno de nuestros ámbitos; y por supuesto, tampoco lo pensó el sector audiovisual. De todas formas, el cine, las películas y las grabaciones en vídeo eran algo reciente, con poco recorrido y que casi se podría decir que estaba dando sus primeros pasos y buscando formas de desarrollarse. Entonces, llegó la informática, y todo esto dio un giro radical que pocos esperaban.

No hace tanto tiempo que usábamos la tecnología analógica para todo lo que tuviera que ver con visualizar contenido: cine, televisión, fotografía y por supuesto grabaciones caseras. De hecho, los reproductores y grabadores de video analógico fueron de las últimas novedades en salir al mercado, pero tan al límite que la aparición de la era digital los pilló aún en pleno desarrollo, los pobres…

Y es que el vídeo digital causó una verdadera revolución en el sector audiovisual, y lo peor (o no) es que llegó para quedarse. Al principio los conceptos no eran entendidos más que por unos cuantos privilegiados, pero no pasó mucho tiempo para que todo el mundo se subiera al carro de esta nueva forma de editar imágenes y acciones, y comprendiera perfectamente sus conceptos básicos. Eso sí, no había que olvidar que todo era a base de informática, por lo que un ordenador y conocimientos sobre su funcionamiento eran factores imprescindibles; eso lo complicó un poco al principio, pero incluso esto parecía estar a favor de la era digital, facilitando un montón su uso y comprensión.

Para mí, no hay dudas de que el sector más beneficiado de la era del video digital ha sido el cine; aunque, por contra, podría decirse también que el más perjudicado. Todo lo que la tecnología digital ha traído a este arte era hasta hace poco impensable, y ha ayudado a que las producciones se hayan convertido en verdaderas maravillas, con una calidad de visionado y de efectos especiales increíbles; y además, a la espera de que el 3D e incluso el 4D no lleve hasta límites casi imposibles de imaginar por ahora. Para seguir, la adicción de internet ha hecho que todo esté mucho más globalizado, y gracias a ella se ha desarrollado un sector que hace unos años ni siquiera era muy conocido: los videos porno. ¿Por qué digo esto? Pues no es que no se consumiera pornografía antes, pero la digitalización de escenas en el cine xxx lo ha mejorado todo mucho más, y encima, el contenido porno que puedes encontrar en la red es de una cantidad ingente, ni siquiera imaginable, y a veces ni siquiera deseada. ¡Que sea bienvenida la era digital!

Como digo, tiene un malo no tan bueno esto del cine en formato digital: y es que la piratería ha hecho mella en él con mucha más fuerza que en el analógico. Ahora, cualquiera en casa con un pc y apenas un puñado de programas puede hacer copias y hasta ediciones de altísima calidad de cualquier contenido visual que se le ocurra; y por supuesto, las películas son un cebo fácil. Además, la manera de distribuir todo este contenido no oficial a través de la red es de una velocidad que no tiene parangón, y además hasta casi el último rincón del planeta en apenas segundos. Buscar un equilibrio entre sus beneficios y sus perjuicios es el nuevo reto de la era digital, aunque está claro que esto no parará su desarrollo de ninguna manera, porque no habrá ya manera de volver a ninguna época anterior.

Cómo encontrar los mejores vídeos en línea

Muchas veces nuestros amigos nos hablan de vídeos que han visto y que parece que tienen millones de visualisaciones, y de los que sin embargo tú, un aguerrido adicto a internet, ni siquiera has oído hablar. ¿Qué está pasando? ¿Cómo es que eres el último en enterarte de estas novedades y perderte las ultimas maravillas? Si te has sentido así alguna vez, daremos algunas pistas para que no te vuelva a pasar.

Sácale todo el partido a Youtube: Después de todo, no hay plataforma más completa y famosa para encontrar vídeos de cualquier tipo, contenido y duración. Sí, podemos ignorarlo y decir que no nos gusta su política, o darle todas las críticas que queramos; pero sería de tontos el no aprovecharlo hoy por hoy, y no confesar que, si hay un vídeo que se está haciendo popular en todo el mundo, seguramente está albergado ahí. Por eso, hay varias formas de afinar nuestras búsquedas en esta plataformas para no perdernos nada:

  • Su página de inicio: La página de inicio de YouTube puede parecer un lugar obvio para buscar contenido, pero muchas personas lo pasan por alto, especialmente aquellos que navegan mientras inician sesión en sus cuentas de YouTube. La manera más fácil de encontrar contenido en la al entrar en la web es cerrar sesión; cuando termines tu sesión, verás vídeos recomendados para ti, así como el contenido más popular en este momento en Entretenimiento, Música, Noticias y Política, Cine y Animación, Deportes, Comedia y una variedad de otros temas. Estos videos son a menudo los videos que están empezando a volverse virales y al visitar la página de inicio, puedes verlos antes que tus amigos.
  • Campo de búsqueda: Busque una palabra clave o frase clave en el campo de búsqueda (por ejemplo, «perros divertidos») y luego haga clic en «Opciones de búsqueda». Verás que puedes ordenar por vista, si quieres encontrar los vídeos de perros divertidos más vistos de todos los tiempos, o puedes ordenar de acuerdo a la fecha de carga, si quieres encontrar los vídeos de perros más nuevos y divertidos.
  • Tendencias de Youtube: Dos veces al día, a las 4 AM y a las 4 PM, cuatro vídeos de tendencias en las listas de YouTube se suben a esta sección de su inicio. Además, enumeran temas de tendencias que actualmente son populares en el sitio de vídeos, además de los más comentados.

Twitter Influencers: Otra excelente manera de descubrir videos virales antes que tus amigos es seguir a los expertos en vídeos en la web en Twitter que probablemente tuiteen sobre nuevos vídeos que recién se están descubriendo y que comienzan a difundirse. 

Sigue los blogs y sitios webs más populares: Suscríbete a las notificaciones de las plataformas a las que se suban vídeos frecuentemente, y así serás de los primeros en enterarte de todas las novedades.

El negocio de los vídeos online

Había una vez una serie de plataformas en internet en los que los usuarios subían vídeos caseros casi en su totalidad, y que servían para divertirse y hacer que los demás se divirtieran… había una vez. Porque eso, en cuanto hizo su aparición el caballero Don Dinero, acabó por desaparecer, y ahora son muy pocos los que suben vídeos a la red sólo por el placer de hacerlo, sin buscar ningún beneficio a cambio.

Cualquier plataforma para la subida de vídeos se ha hecho con publicidad propia que le proporcione ingresos para su mantenimiento, aunque desde luego no se niegan a que les dé pingües beneficios, no nos engañemos. Y precisamente eso es lo que está pasando, y no sólo en las plataformas online, sino en las propias redes sociales, que parecía que en principio no tenían por qué ser un negocio. Pero ah, amigos, la pasta siempre busca nuevos lugares donde aparecer; y si en un principio, estas redes se pensaron para que fueran una comunidad, y sus contenidos se compartieran de forma gratuita y sólo para su gozo y disfrute, pronto aparecieron las ansias de lucrarse y, además, las oportunidades, y no precisamente siempre del autor de tales contenidos.

En fin, tampoco es plan de ponerse a dramatizar, se sabe que siempre que se puede hacer un negocio de algo, se hace. Lo importante es que, si cualquiera de nosotros quiere buscar un vídeo de cualquier tipo en internet, y gratis, que es lo interesante, lo puede hacer; por otro lado, si lo que quieres es subirlo, tampoco se supone que haya grandes problemas. El intercambio de contenido es el alma de la red de redes, su objetivo primero y final, y en ese sentido no ha cambiado, aunque sí la forma de hacerlo o, más bien, de lucrarse con ellas, mayoritariamente, como he apuntado, otra gente diferente al autor del vídeo.

Todos conocemos las plataformas gratuitas para colgar vídeos de internet; y seguramente, si hacemos alguna clase de búsqueda, podremos encontrar otras que ni conocíamos. Si quieres que tu contenido sea perdurable, o por el contrario no te importa que pueda ser eliminado en unos cuantos de días, eso te hará decidir cuál opción te conviene más. También tienes que tener en cuenta el tema de la privacidad si eres el autor del contenido, pues es algo importante si no quieres que cualquier dato tuyo pulule por internet como Pedro por su casa… Pero por lo demás, no te agobies, y entra en el apasionante mundo de los contenidos audiovisuales online.