¿Son responsables los operadores de telecomunicaciones de la piratería de sus usuarios?

Escrito por Alberto Iglesias Fraga


Un litigio entre la discográfica BMG y el operador norteamericano de telecomunicaciones Cox abre las puertas a que los proveedores de Internet sean condenados por la piratería llevada a cabo por sus clientes.

Hasta ahora, cuando un internauta hacía un uso delictivo de su conexión a Internet, el único responsable de dichos comportamientos era él mismo. El operador de telecomunicaciones siempre ha estado al margen de este tipo de juicios (especialmente en lo referido a la piratería de contenidos digitales) ya que se entendía que su rol era el de mero proveedor de un servicio de conectividad y que sobre sus hombros no recaía el peso del uso que cada cual hiciera de esta tecnología.

Pues bien, esta premisa podría cambiar próximamente a raíz de un juicio, conocido en Estados Unidos, y por el que la ‘telco’ Cox Communications ha sido condenada a una multa de 25 millones de dólares al considerarse “responsable de las descargas ilegales de música y películas” llevadas a cabo por sus clientes.

El fallo (recogido por el Washington Post aquí) se ha producido a raíz de una denuncia presentada por la discográfica BMG. La compañía musical contrató a una tercera empresa, Rightscorp, para supervisar la actividad en Internet y detectar el intercambio fraudulento de archivos. BMG notificó los hallazgos a los distintos operadores de telecomunicaciones con el fin de que éstos hicieran llegar los avisos oportunos a los usuarios en cuestión y, en algunos casos, cancelar el suministro de Internet a los consumidores reincidentes. Sin embargo, Cox no realizó esta tarea de forma oportuna, a juicio del tribunal.

Al margen de este caso concreto, este precedente abre todo un campo de posibles sanciones contra el resto de proveedores de Internet en materia de derechos de autor. Así lo afirman expertos consultados por el Washington Post y la propia Rightscorp, la empresa contratada por BMG, que ha sacado pecho al afirmar que “durante cinco años hemos avisado a los operadores de telecomunicaciones de que corren el riesgo de incurrir en grandes multas si no logran terminar con las cuentas de los clientes que infrinjan los derechos de autor de manera recurrente”.


Fuente: ticbeat.com